Cada vez más los bolivianos buscan una gestión responsable de sus residuos eléctricos y electrónicos

CPUs, monitores, impresoras, escáner, fotocopiadoras, celulares y tablets, son los principales residuos de tecnología y comunicación que recibe Raee Recicla, una empresa que tiene 10 años de vida y ha sido creada con el objetivo de dar una respuesta ambiental a la generación de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

A este centro de reciclaje que recientemente se trasladó a un terreno mucho más grande en el municipio de Achocalla (aledaño a La Paz) llegan también todas las “doras”, licuadoras, aspiradoras, lavadoras, y todos los residuos electrodomésticos que, por x, y o z razón, concluyeron con su vida útil.

Cuando la empresa nació, con apoyo de Swisscontact, contaba con apenas cuatro clientes. Actualmente cuentan con más de 70 empresas que entregan sus residuos tecnológicos. Durante ese tiempo se sumaron otros actores, empresas privadas que, Jonathan Butron, gerente general de RAEE RECICLA SRL. prefirió mencionar. La Fundación Viva, Tigo, GIZ, así como gobiernos municipales, prefecturas y el gobierno nacional. Tras muchas campañas, seminarios y otras actividades de concientización, el mercado fue entendiendo sobre la importancia de este trabajo.

La parte buena y muy emotiva, recuerda Butrón, fue cuando hicieron una campaña dirigida a los vecinos que no sabían cómo deshacerse de sus monitores antiguos. Por ser uno de los residuos más complicados de gestionar, se decidió cobrar al generador. Grata fue la sorpresa de todo el equipo de trabajo cuando el 90% les agradeció por el evento. “Hemos tenido una experiencia excelente, venía gente y nos agradecía. Nos decía que estaban dispuestos a pagar porque entendían que estos residuos son contaminantes”.

Mientras la empresa iba creciendo, la familia de Butrón se fue subiendo al barco. El papá es ahora el motor de la empresa, sus hermanos también son parte importante de este engranaje. Y su esposa Ana María Guzman no solo lo apoyó en el negocio sino que lanzó su propia emprendimiento. Se trata de Dynamic Green una iniciativa dedicada a crear y promover negocios verdes. Uno de los brazos de este emprendimiento es “Reciclables” donde se encargan del reciclaje responsable de cables en desuso.

Una iniciativa que surgió tras ganar el concurso de ideas innovadoras con residuos de aparatos eléctricos y electrónicos organizado por la Fundación Viva. La importancia de este emprendimiento reside en evitar la quema de cables para obtener cobre. Una situación que debería alarmarnos. Pues los gases que generan los cables quemados son los mismos que los alemanes usaban en los campos de concentración, me informa Butrón.

Es por eso, que para evitar ser cómplices de los impactos en el medio ambiente y en la salud humana es recomendable contactarse con empresas certificadas a la hora de deshacernos de nuestra basura tecnológica. Como Raee Recicla o Dynamic green, emprendimientos que pueden encontrarlos en Facebook. Incluso al entregar tus cables, los expertos evaluarán tu material y recibirás una oferta económica.

 

 

Si te gustó este contenido compártelo en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *