Propuestas animalistas y sus contradicciones de cara a las elecciones

Por Victoria Valenzuela

Eran las ocho de la noche de un jueves de principios de febrero cuando Estefany Yucra, una joven universitaria, se encontraba fuera de su casa en la zona Sur de La Paz. Ella estaba en una plaza a la espera de conseguir ayuda para Max, un perro de un año y medio, desnutrido y con gesto tristón que al parecer se había extraviado.

Como Max hay muchos otros perros que viven en la calle, cada día las redes sociales se llenan de posts con fotografías de animales perdidos y de otros tantos que fueron rescatados, pero cuyos dueños no aparecen. En los últimos años buena parte de la población paceña, sobre todo los más jóvenes, se ha sensibilizado con la cruda realidad que viven estos seres y por ello demanda un cambio concreto.

Un perro callejero junto a folletos de candidatos a la alcaldía paceña. Foto: Victoria Valenzuela.

Quizás esta es la razón por la que, a diferencia de lo que ocurría en el pasado, estos días previos a las elecciones subnacionales del 7 de marzo los candidatos a ocupar la silla del alcalde de La Paz han hecho énfasis en sus propuestas en favor de las mascotas. Sin embargo, de acuerdo a entrevistas y revisión de leyes que realizó La Nube, muchas de estas promesas parecen ser más discursos políticos para obtener votos que compromisos serios para terminar con el problema de los perros callejeros.

 “Me llama la atención que los políticos actuales utilicen la causa animalista para llegar al poder. En las campañas y fotografías te das cuenta quiénes aman realmente a los perritos y quiénes hacen show para ganar votos”, expresó Fernando Kushner (más conocido como “Ferchy”), director de la Fundación Ferchy’s Dogs Inc.

Silvia Paco Salvatierra, coordinadora de la Fundación Adopta Amor, cuestionó las propuestas políticas al señalar: “Lamentablemente todos han lanzado unos planes que están no sólo lejos de la realidad, sino que son de lo mismo que se ha hecho hace muchos años. Es lo mismo que muchos otros candidatos nos han ofrecido, es lo que han querido hacer en su gestión y ha sido todo un fracaso”.

Kushner sostuvo que los animalistas, como él, deben estar orgullosos de que los políticos incluyan en sus propuestas y planes de gobierno a los animales, pero resaltó que la tarea no termina ahí, pues una vez que uno de los candidatos llegue al poder, la población “debe exigir que estas promesas se cumplan y no queden sólo en palabras”.

En los últimos años se han promulgado leyes, tanto a nivel nacional como municipal, que precautelan los derechos de las mascotas. Entre estas figuran la Ley 700, que prohíbe el abandono de mascotas; la Ley Municipal 239 (sólo para La Paz) que  hace obligatorio el registro de mascotas, aunque esto aún no se cumpla; y la Ley 553 que también obliga el registro de perros callejeros, aunque esto sólo quede en el papel. Ninguna de estas normas se cumple a cabalidad.

La esterilización, vacunación y registro de animales ya figura dentro la normativa antes mencionada. Las propuestas políticas de los candidatos, que giran en torno a estas acciones, no traen nada nuevo excepto el de esperar que se cumpla lo que ya se ha establecido.

Un acto político del partido de Iván Arias en la plaza Avaroa. Foto: Victoria Valenzuela.

La Nube intentó contactarse con los candidatos a la Alcaldía de La Paz que figuran en los primeros puestos en las encuestas para consultarles qué tienen que decir ante los cuestionamientos de que sus promesas para terminar con el problema de los perros callejeros parecen repetidas y hasta carentes de sentido frente a lo que establecen las normas nacionales y municipales; sin embargo, sólo se pudo conversar con Juan Carlos Arana, candidato por el Movimiento Por la Soberanía (MPS).

“Esto tiene que ser una política sostenible e integral y no puede ser una campaña, tiene que ser un programa. Tenemos que tener una política metropolitana para los animales y esto va de la mano de los municipios aledaños a La Paz. Tenemos que ser serios y generar políticas a corto, mediano y largo plazo”, sostuvo Arana.

El candidato aseguró que, de forma silenciosa, su partido ha llevado alimentos y otros obsequios a las asociaciones de animalistas. “Estamos en plena fabricación de camitas para los animales porque creemos que hay que trabajar silenciosamente cuando uno quiere verdaderamente ayudar”, resaltó Arana, quien remarcó su propuesta de cerrar el Zoológico de Mallasa.

En su cuenta de Facebook, Iván Arias Durán, candidato por la alianza política Por el Bien Común – Somos Pueblo, publicó el pedido de una rescatista: “Le pido por favor, por amor a Dios, que haya esterilización gratis tanto para machitos como para hembritas”. En la misma publicación los seguidores le comentaron que esperan que cumpla con su promesa a los animales ya que ellos no tienen voz ni voto.

En un artículo escrito en el periódico digital Infodiez, César Dockweiler, del Movimiento al Socialismo (MAS), se jacta de haber adoptado a más a 104 perros por medio de Mi Teleférico. Sin embargo, recientemente se denunció que algunos empleados de la empresa de transporte por cable han expulsado y maltratado a las mascotas que habían sido rescatadas. De acuerdo a una publicación de Manada Comunitaria del Teleférico en los últimos días se han registrado desapariciones de perros que vivían en las estaciones de este medio de transporte, además de atentados contra las casas instaladas para estos animales.

La activista Silvia Paco explicó: “Iván Arias propone la vacunación. Yo he consultado de qué vacuna se trata, porque la vacuna antirrábica está en tuición del Ministerio de Salud”. La activista resaltó que esto por ley le corresponde al gobierno nacional y no al municipal.

Por otro lado, Paco apunta que, si el registro de mascotas se hace realidad, éste no incluirá a los miles de perros callejeros que no tienen dueño. “En La Paz solamente hay más de 200 mil animales en las calles y en El Alto 250 mil. Esto es alarmante. Tenemos que reaccionar urgente, la sociedad, los animalistas y las nuevas autoridades (…) Como este tema está en medios y redes sociales ha sido tomado por los políticos para sus campañas, haciendo uso y abuso de los animales, su sufrimiento y su dolor”.

Muestra de algunas contradicciones en las propuestas de los candidatos es el alboroto de las campañas políticas en sí. En diferentes plazas y calles de la ciudad se puede ver cómo los simpatizantes de los partidos políticos realizan caravanas y hacen estallar petardos y cohetillos, sin importarles que los canes corran despavoridos ante el ruido.

Kushner añadió que, para cambiar esta realidad, la de perros abandonados y maltratados, se debe considerar a la juventud, pero también la experiencia de otras generaciones. “Se debe generar un equilibrio entre experiencia y la juventud que aporta con innovación, conocimientos, creatividad y energía a los proyectos”.

Max aún espera un adoptante y las jóvenes universitarias que lo rescataron se reparten la responsabilidad para cuidarlo y protegerlo.  Han logrado su castración y desparasitación junto a una rescatista que ha corrido con los gastos. Están a la espera de una persona que lo ame porque temen que vuelva ser abandonado y no quieren que vuelva a pasar más sufrimiento.

Max, el perro que fue rescatado. Foto: Victoria Valenzuela.

Si te gustó este contenido compártelo en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *