Mi Teleférico trabaja con empresa de seguridad denunciada por abusos laborales

La empresa pública “Mi Teleférico” trabaja con una las empresas de seguridad privada más cuestionadas por incurrir en supuestos abusos laborales con sus trabajadores. En los últimos ocho años, la empresa GOSP recibió al menos Bs 27,8 millones del Estado y se convirtió en la opción predilecta para vigilar las estaciones del transporte por cable, aún incumpliendo los contratos en lo que se refiere a las normas laborales, de acuerdo a las denuncias realizadas por sus trabajadores.

El gerente de Mi Teleférico y expresidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, no respondió a los intentos que hizo este medio por carta y llamadas telefónicas para conocer su posición frente a los abusos en los que incurre GOSP.

El ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, señaló no conocer el tema y que se contactará con el director de Mi Teleférico para “responder adecuadamente a todas las interrogantes”.

Desde su primer contrato, en 2015, los empleados de esta empresa de seguridad denunciaron que no se les paga ni el sueldo mínimo, pues se incurre en descuentos con montos arbitrarios por todo tipo de faltas: retrasos, deficiencias en la indumentaria, corte de cabello, conversaciones con terceros, entre otras.

Hay quienes no reciben sus sueldos cuando renuncian, a otros se les retienen sus documentos personales, y la gran mayoría no accede a los beneficios sociales que establecen las normas bolivianas.

Los contratos firmados por Mi Teleférico y GOSP establecen que el “proveedor deberá dar estricto cumplimiento a la legislación laboral y social vigente respecto a su personal”; pero esto no se estaría cumpliendo.

“Los horarios son de 12 horas y de 8 horas. De 12 horas te dicen que te pagarán 2.400 bolivianos, pero te cancelan sólo 2.000 o 1.900, bueno lo que a él le convenga. Y de 8 horas te dice que te van a pagar 2.100 bolivianos, pero te pagan 1.800, 1.700 o a veces menos”, señaló un guardia de GOSP que pidió guardar su nombre bajo reserva.

“A mí me ofrecieron un sueldo de 2.300 bolivianos, pero nunca me pagaron más de 2.100 por trabajar turnos de 12 y 24 horas. Los que trabajan 8 horas ganan sólo 1.700”, dijo otro de los empleados.

Guardia denuncia desde el anonimato los abusos cometidos.

El Ministerio de Trabajo tampoco se pronunció al respecto, y las denuncias verbales y por escrito que llegaron a su conocimiento no tuvieron ningún resultado, aseguraron los entrevistados. La Nube esperó casi tres meses una entrevista con alguna autoridad de esta institución para abordar el tema, pero no se obtuvo respuesta.

Las denuncias contra esta empresa datan desde su primer contrato con Mi Teleférico. En 2015, decenas de guardias señalaron que la empresa no les pagaba sus salarios.

Desde entonces, GOSP, que en un principio se llamaba Grupo de Operaciones de Seguridad Privada y tenía como representante legal a Edwin Gutiérrez Huayta, se mantuvo cerca de Mi Teleférico; a veces a través de contrataciones directas y otras por licitación pública.

De acuerdo al Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes), entre 2015 y 2021, Mi Teleférico adjudicó al menos Bs 39,6 millones en servicios de seguridad privada. Es probable que el monto sea mayor, pues hubo modificaciones de contratos y en el registro público, al parecer, no figuran todos. De ese monto GOSP, que después pasó a llamarse Gutiérrez Operaciones y Seguridad Pinedo, representada por Grissel Pinedo Machicado y y últimamente por Juan Pablo Rodríguez Escobar, obtuvo cerca del 70%: Bs 27,8 millones aproximadamente.

Descuentos al empleado para generar ganancias

En febrero de 2021, otra empresa que ha sido duramente cuestionada en redes sociales se hizo con un contrato por excepción de Bs 1,5 millones. Se trata de Seguribol, representada por Hugo Chávez Quisbert. La misma ha sido señalada por incurrir en las mismas prácticas que GOSP al pagar salarios por debajo del mínimo nacional y realizar descuentos arbitrarios.

Es posible que estas dos empresas hayan sido contratadas por Mi Teleférico por sus precios: alrededor de Bs 3.200 y Bs 3.500 por cada guardia de seguridad, de acuerdo a los documentos oficiales que figuran en el Sicoes.

La presidenta de la Asociación de Empresas de Seguridad Privada de La Paz, Delina Rodríguez, dijo que para cubrir un salario mínimo y dar todos los beneficios de ley a un guardia, como mínimo se debería cobrar Bs 5.000 por cada uno de ellos. Sin embargo, las instituciones públicas siempre apostarán por los precios más bajos, aún cuando esto implique que se vulneren los contratos, las leyes, y las empresas contratadas tengan que aplicar descuentos a sus empleados y pagarles menos del mínimo nacional con tal de generar alguna ganancia.

“Las instituciones públicas hacen sus licitaciones con techos de 3.500 bolivianos y eso no da para cubrir con las obligaciones y generar ganancias. Entonces algunas empresas hacen sus ofertas por menos de ese monto y como no pueden generar ganancias sancionan al guardia por todo para descontarle”, explicó Rodríguez.

Mi Teleférico establece en sus contratos descuentos a las empresas de hasta un 20% del total del monto total del contrato por incumplimiento de los servicios. Asimismo, en un documento se reportan descuentos del 3% del total por “llamadas de atención”. Esto hace suponer que la empresa pública está al tanto de los descuentos a los guardias, y que esto de alguna forma es parte del contrato; no obstante, va en desmedro de las normas laborales y el salario mínimo de los empleados.  

La Nube intentó conocer la posición de las empresas GOSP y Seguribol. En el primer caso no se pudo dar con ningún representante, pese a buscarlos en dos direcciones de sus oficinas. En el segundo, personal de la empresa se comprometió a contactarse con este medio, pero esto no ocurrió.

Guardias esperan a cobrar su salario después de trabajar toda la noche.

Si te gustó este contenido compártelo en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.