El día en que RobinHood robó para los ricos

La digitalización de los videojuegos casi había matado a este negocio, así que la pandemia fue prácticamente el clavo final del ataúd que derrumbó el valor de GME en el mercado de valores. Ya para entonces los lobos habían hecho sus apuestas en corto, relamiéndose al pensar el dinero que harían con el quiebre de GameStop.